Hoy es 4 de diciembre y se habla de pere mayor més compromís adestic última fila

PODCAST Hablamos de Europa

Jesús Martí: "Abandonamos a los adolescentes y son las pantallas y los amigos los que conforman su forma de ver el mundo"

“El tutor que te escucha en el colegio es el que te ayuda en la vida, no el que te critica. El `nini´ siempre dice: `soy tonto, no puedo´, resalta Roldán, coach de JOOP

miércoles, 03 febrero 2021

VALÈNCIA. Generación `nini´, jóvenes que tienen entre 16 y 21 años que ni estudian ni trabajan o, como les definen en el Institut Valencià de la Joventut (IVAJ), ni les hemos dejado estudiar ni les hemos dado una oportunidad de trabajar. A veces, nos olvidamos que tienen sentimientos y un potencial oculto. La sociedad, e incluso la propia familia, les estigmatiza y les califica de vagos que pretenden vivir de los padres eternamente. Habrá algún caso así pero la mayoría solo necesita a alguien que les entienda, les guíe y sepa sacar lo mejor de sí mismos. Y eso es lo que están haciendo en el IVAJ por cuarto año consecutivo gracias al programa ´Jove Oportunitat´ (JOOP) . Casi el 70% de los `nini´ que se apuntaron a esta iniciativa  diseñada por el instituto autonómico y cofinanciada por el Fondo Social Europeo, volvieron a estudiar o empezaron a trabajar. Y, lo más importante, "aprendieron a quererse a sí mismos".

Jesús Martí, director general del IVAJ y Clara Roldán, coach de `joopers´ en Turís, han explicado en el programa de Plaza Radio, `Hablamos de Europa´ qué es lo que lleva a los jóvenes a abandonar sus estudios y qué hay que hacer para entenderlos y ayudarlos a quererse a sí mismos.

Autoestima por los suelos 

“Soy tonto”, “no sirvo”, “no puedo”, son las palabras más repetidas por jóvenes que ni estudian ni trabajan cuando Clara les pregunta por qué no quieren hacer nada.  No tienen un perfil concreto sino que pertenecen a diferentes ámbitos sociales. Desde familias con un bajo nivel económico a otras que no les falta el dinero, pero sí el tiempo de calidad para compartir con sus hijos. Eso sí, todos coinciden en una cosa: Les han machacado tanto desde niños en el colegio o en casa que ya no creen en sí mismos:  “Se etiqueta a los jóvenes desde pequeños con que no son útiles, con que no sirven y se les crea un problema de autoestima. Eres el que no sabes, el que no vales…. Piensan que el mundo les ha dejado aparte y que no pintan nada” , resalta el director del IVAJ.

De dormir hasta el mediodía a llegar antes de las 9:00 con ilusión

Clara ha tenido que prohibir que se critiquen a sí mismo en las sesiones que mantiene con ellos. “En una semana realizan un cambio sorprendente. De quedarse durmiendo en la cama hasta las dos de la tarde a estar esperando a que abramos la puerta antes de las nueve de la mañana  y con ganas de hacer cosas”.

Pero, ¿cómo consigue el programa JOOP este cambio en tan poco tiempo?  “Lo que hemos descubierto es que todos necesitan que alguien les mire a los ojos, que les escuche y acompañe. El factor principal es sentarnos, saber cómo se sienten y cuál es su proyecto de vida. Cuando se quieren un poco más ya se plantean su futuro. Nunca se nace sabiendo, hay que dar las herramientas para que aprendan”, explica Roldán.

Quizá, si hubieran tenido a personas como Clara o Jesús a su lado seguramente no hubieran llegado a esta situación. Es muy difícil quitar una etiqueta a un niño. En el ámbito educativo no solo se enfrentan a otros niños sino que son los propios profesores quienes estigmatizan: “El tutor que te escucha en el colegio es el que te ayuda en la vida, no el que te critica, el te echa la bronca. El que se interesa, pero de verdad, porque lo siente, ese es el buen profesor”, enfatiza la coach del IVAJ.

"Nos viene de lujo que nos dejen tranquilos"

Jesús Martí añade que es muy importante para ellos saber que, “a pesar de que metan la mata, los van a entender y querer. Si un adolescente se mete mucho en la habitación es porque a los adultos nos interesa. Muchas veces nos dejan tranquilos y eso nos viene de lujo. No son ellos quienes prefieren estar solos, si pueden jugar en compañía siempre lo prefieren. En esa edad lo que quieren es relacionarse” .  Los padres tienen que comunicarse, socializarse con sus hijos y  animarles a hacer cosas juntos, desde ver una peli a jugar a las cartas. “Pero no hay que esperar a que tengan quince años para hacerlo”.

El director del IVAJ añade que “se busca más la estabilidad económica que las relaciones estables. La sociedad ha cambiado y conlleva unas consecuencias colaterales. Ahora en una familia son cuatro y no treinta y siete como antes, cuando nos juntábamos con los primos. Siempre había alguien que escuchaba. Faltan raíces, identidades lo que ha provocado que creamos más a un influencer que a personas cercanas. No hemos adaptado el sistema a este tipo de sociedad. Las pantallas son las que conforman la manera de ver el mundo y la respuesta. ante él. Dejamos al adolescente abandonado al mercado, a empresas, a gente que no conocemos”.  

La también psicóloga destaca que se ha perdido la pertenencia a un grupo. “Si no tengo acceso a mi primo busco a un youtuber”. Una vez más, Clara apuesta por escuchar y analizar con los jóvenes qué es lo que les gusta de un influencer y no demonizar a todos: “ Aunque tengan millones de seguidores nos vamos a parar a ver lo que dice esta persona. No todo lo que diga tiene que ser bueno o malo". 

Jesús Martí insiste en que  los tiempos han cambiado y ahora es más "guay" el que comenta la partida de un videojuego con otros internautas que el que la juega o lo inventa, algo que no tiene por qué ser malo.

No montar un drama 

Es indiscutible la experiencia del IVAJ con los jóvenes. Por eso tienen muy claro qué hay que hacer cuando un hijo les dice que quiere dejar de estudiar: No montar un drama.

Como señala el director general del IVAJ, "conseguir decir esta frase ya es muy duro para un joven. Si han llegado a este punto han realizado un proceso muy  largo y por eso no hay que darle  ni una semana más de tiempo sino ofrecerles algo que les interese, que les mueva. El problema es cómo conectar con ellos”.

Muchas familias lo pasan muy mal ante estas situaciones. Por ello hay que buscar un buen orientador o programas como JOOP, pero no hay que dejar “que se metan en la habitación con el móvil o con el ordenador sin buscar alternativas”. Es decir, nada de años o  meses sabáticos para pensar qué es lo que quieren hacer.

De `ninis´ a `joopers´  

Todos los orientadores del programa diseñado por el IVAJ y que está en sesenta municipios de la Comunitat, coinciden en que, al principio, los jóvenes son reacios a venir pero luego están encantados”. Pasan de ser `ninis´ a ser `joopers´ y después a quererse a sí mismos y a volver a estudiar o a empezar a trabajar. Algunos de ellos han montado empresas y otros han llegado a la Universidad. Además, no solo se les dan las herramientas ello sino que también se les prepara para los exámenes y visitan empresas donde muchos descubren su vocación. También hay días de ocio y  visitan el Bioparc o  los karts. Es el premio a todo su esfuerzo.

En los grupos se crea un vínculo muy especial, tanto con el coach como entre ellos. Se hacen amistades y quedan incluso fuera de las sesiones que son de lunes a viernes y duran entre cuatro y cinco horas.

Los adolescentes, los más afectados por el confinamiento

“La Covid ha desanimado muchísimo a la juventud, es un cambio brutal en su vida, sin motivaciones. Si ya era una generación sin muchas expectativas de futuro y estaban un poco perdidos sobre qué hacer, la pandemia les ha dejado sin aliento”, comenta Clara Roldán. 

“Si los adultos tenemos miedo al futuro imaginemos a  alguien que empieza un proyecto de vida y le dices que no hay futuro. A quien más ha afectado la Covid es a los adolescentes. Los niños están más protegidos", confirma Martí quien añade que  siempre hay que encontrar los aspectos positivos: Muchas familias descubrieron que tenían adolescentes en casa más responsables y consecuentes de lo que se imaginaban. Los han conocido y han visto que se puede convivir con ellos, algo que creían imposible. Las dos partes se han reencontrado y descubierto mutuamente” .

Clara Roldan recuerda que los padres no tiene un manual que les diga como relacionarse con sus hijos. “Hay que enfrentarse a ese gran desconocido, relacionarse con él, saber en qué invierte su tiempo”.

España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de abandono escolar. Programas como JOOP, gratuito y al que se puede acceder desde cualquier punto de la Comunitat, buscan que esta situación cambie. Una última recomendación desde el IVAJ: que sea un amigo quien les anime a participar en él y no los padres.

Podcasts Relacionados

next

Conecta con nosotros

99.9 Plaza Radio, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín

Todos los días a primera hora en tu email